Martes 25 Septiembre 2018

Padre Carlos Palmés, sacerdote Jesuita fue invitado para dar a conocer su testimonio de vocación misionera, en el Congreso Misionero de la Vida Religiosa en Bolivia.

Inició mencionando que “Da gusto hablar de las cosas de uno ama” refiriéndose a su vocación. Habló sobre su familia y el llamado del Señor, sobre su vocación a las misiones. Narró cuáles fueron los sucesos por los que como sacerdote llegó a América. “Mi Dios es un Dios sorprendente” dijo refiriéndose al camino que siguió como misionero.

Agradece por su vocación, donde visitó varios lugares. Al cumplir 91 años, recientemente, mencionó que se siente privilegiado por contar con buena salud, con la cabeza clara, y pudiendo dar ejercicios ignacianos. “Se acerca el fin del trayecto… Yo tengo la imagen de Dios que no es la del Justo Juez sino del Amigo Bueno”.

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre