Sábado 18 Agosto 2018

Este pasado sábado, la Comunidad Religiosa de Clarisas Capuchinas celebró 150 años de Presencia Orante, siendo una vida contemplativa, que actualmente congrega a siete religiosos, en el Monasterio de “Jesús Crucificado”.

Se realizó una Eucaristía solemne, iniciando con una procesión desde el Templo del Convento de Santa Clara, pues desde allí se gestó la fundación del nuevo monasterio de las Madres Capuchinas, con el fin de crear otro lugar de silencio y oración. Esta procesión fue encabezada por los seminaristas del Seminario Arquidiocesano San Luis, contó la presencia de varios sacerdotes franciscanos, del Vicario General P. Carlos Curiel y la presidencia de Mons. Oscar Aparicio. Las hermanas Capuchinas junto a las hermanas clarisas siguieron la procesión detrás de la imagen de Santa Clara y del Arcángel Rafael, quien es el protector de la comunidad de Capuchinas.

Al llegar al pequeño templo dedicado a San Rafael, las hermanas realizaron un pasaje para el ingreso de todos los participantes a la celebración. Inmediatamente se inició con la Solemne Santa Eucaristía.

Mons. Oscar Aparicio durante la homilía expresó el gozo por estos 150 años de presencia orante, de presencia que se siente pues con la oración de las hermanas se alcanzan grandes gracias de parte de Dios para la vida de la Iglesia en Cochabamba. Valoró que existan estas vocaciones para la entrega completa al Señor, y pidió a todos los presentes seguir pidiendo por más jóvenes que den su sí a Dios.

Concluida la celebración se realizó la firma del acta por la celebración de este jubileo, de los 150 años, de las Hermanas Clarisas Capuchinas, que además de la oración también se dedican a la elaboración de ornamentos, hostias, vino y masitas, para el sostenimiento de la comunidad.

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre