Miércoles 26 Septiembre 2018

Los compatriotas de Mons. Oscar Romero también están presentes en el Vº CAM. Una de ellas es la hermana Ana María Rivera Erazo, de la comunidad de las Siervas de la Misericordia de Dios, quien expresa que este congreso es un Pentecostés Americano.

Esto por que se vive la experiencia de compartir una sola fe, un solo bautismo y una sola Iglesia. “Es un pentecostés, un momento de gracia”, dijo. También menciona que son cortas las palabras por expresar el gozo y la alegría que los participantes tienen, compartiendo la fe, hacia la meta que es Cristo.

Con sentimientos encontrados, la hna. Ana María ha reflexionado sobre qué diría Mons. Oscar Romero, próximamente santo; al ver a sus hermanos de El Salvador en el Congreso Americano Misionero, y qué desafíos plantearía para la Iglesia Salvadoreña y la Iglesia en América.

Como religiosa pide a los jóvenes tomar con valor la vocación soltando los miedos, de dejar la tierra y la familia, pues ella asegura que vale la pena arriesgarlo todo por Cristo.

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre