Bendición de los Santos Óleos y Renovación de las Promesas Sacerdotales, Mons. Aparicio insta a vivir el Camino Sinodal

Con un llamado a vivir la Semana Santa en el Camino Sinodal, Mons. Oscar Aparicio, y el clero de la Arquidiócesis de Cochabamba, celebraron esta jornada la Misa Crismal con la bendición de los Santos Oleos y la renovación de la promesa Sacerdotal.

Con la tradicional procesión que inicio su recorrido desde la Parroquia de Santo Domingo hacia la Catedral Metropolitana de San Sebastián, los Presbiterios, Diáconos, Seminaristas, todos guiados por Monseñor Oscar Aparicio, arzobispo de Cochabamba, y los Obispos Auxiliares Mons. Iván Vargas y Juan Gómez, se gozaron en la renovación de sus promesas del Orden Sacerdotal.

La Misa Crismal es aquella que celebra el obispo reunido con todo su Presbiterio. Esta celebración es una manifestación de la plenitud sacerdotal del Obispo y de la unión de todos sus sacerdotes con él. El signo de esta unión se expresa con la renovación que cada sacerdote hace de las promesas sacerdotales emitidas el día de su Ordenación

Mons. Aparicio, recordó el significado del Voto Sacerdotal, cuya misión es salir hacia loa feligresía y ser parte de la anunciación de la Buena Noticia del Señor.

La bendición del Óleo de los enfermos, los catecúmenos y la consagración del Crisma tomó lugar después de la Comunión.

HOMILIA CRISMAL