CLAEVI – Virginia Blanco

La Comunidad Latinoamericana de Acompañantes de Ejercicios Virtuales Ignacianos CLAEVI – Virginia Blanco, aprovechando la coyuntura por la epidemia del COVID 19, ofrece servicio gratuito de acompañamiento espiritual en modalidad virtual, bajo la intercesión y guía de la Venerable.

Esta comunidad es conformada por religiosas, religiosos y laicos, de varios países. La Pastoral Juvenil y Vocacional de la Compañía de Jesús de Bolivia, con el apoyo de los grupos de acompañantes de Santa Cruz y Cochabamba, conformados entre el 2018 y el 2019, fueron la base para formar esta plataforma.

El mes de marzo del 2020 se lanzó la primera invitación abierta a todas las personas que deseen tener la experiencia de “Ejercicios Espirituales Ignacianos virtuales”. Al tener un gran número de ejercitantes inscritos se invitó a otros acompañantes entre laicas, laicos, religiosas y religiosos de otros países y congregaciones para cubrir la demanda. Con estos primeros desafíos resueltos se llevó adelante la primera tanda durante quince días aproximadamente.

Evaluación Ejercicios Espirituales Ignacianos virtuales

Después de la primera evaluación de ejercitantes y acompañantes, el grupo consideró oportuno volver a ofrecer una segunda tanda bajo la misma modalidad. Al mes siguiente salió la segunda invitación, igualmente con los inscritos se conformaron grupos de dos, tres, cuatro, cinco y seis personas, bajo la responsabilidad de un acompañante.

La evaluación de esta experiencia sugirió que más de mitad de ejercitantes terminaron la experiencia. Estos primeros resultados dieron pie a plantearse la posibilidad de institucionalizar esta iniciativa y continuar ofreciendo tandas de Ejercicios Espirituales virtuales.

Institucionalización Ejercicios Espirituales Ignacianos virtuales

Desde el mes de marzo del 2020 se sostuvo reuniones semanales, en las mismas se fue madurando y discerniendo la institucionalización de este servicio. El primer paso fue la organización interna del grupo, para la que se manejaron varias opciones. De todas ellas se vio por conveniente formar cuatro grupos de trabajo y cada uno bajo la responsabilidad de un coordinado. Así, surgieron los grupos de Inducción, Ejecución, Formación y Seguimiento, cubriendo las diferentes funciones del proceso de las tandas de Ejercicios Espirituales Virtuales. Esta organización permitió realizar ajustes en el trabajo y mejorar el servicio desde la invitación hasta el cierre de cada tanda.

Consolidación de la comunidad

Luego de estos primeros pasos, el grupo vio conveniente darle una identidad al servicio y a las personas que hicieron posible el trabajo. Se plantearon algunos criterios para orientar la propuesta del nombre: recoger la diversidad de congregaciones y personas que conforman el grupo, y enfatizar el servicio comprometido de los laicos. Bajo estas sugerencias salieron varios nombres y el que tuvo mayor resonancia fue “Virginia Blanco”, una laica comprometida con los más necesitados. Fue elegida unánimemente por el grupo, al escuchar los detalles sobre su servicio sencillo y entregado a los más necesitados, pues se identificó que era ese el servicio y espiritualidad que se desea transmitir.

Esta sugerencia consolidó la identidad del grupo haciendo posible la “Comunidad Latinoamericana de Acompañantes de Ejercicios Virtuales Ignacianos – Virginia Blanco”, CLAEVI.

Esta denominación fue oficializada en la reunión del 1 de Diciembre de 2020 con la presencia de la Hna. Lita Aguilar Valdez, Provincial de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, desde Lima Perú; la Hna. Dayse Agresti, Provincial de las Hijas de Jesús, desde Argentina y el P. Ignacio Suñol SJ. Provincial de los Jesuitas de Bolivia, desde La Paz; y las representantes de las otras congregaciones femeninas, además del responsable de beatificación ante el Vaticano, P. Miguel Manzanera, sj.

Con estos invitados especiales y la presencia de los acompañantes nació esta comunidad: CLAEVI Virginia Blanco

Ejercicios Espirituales (EE) de San Ignacio de Loyola

De este modo, se ofrecieron siete tandas de Ejercicios Espirituales (EE) de San Ignacio de Loyola por medios virtuales. Las tres primeras, una por mes, pasaron de cien ejercitantes, asimismo, comenzamos con 30 acompañantes y por la gran demanda a fin de año se contó con 50.

El grupo de acompañantes es comprometido, disponible y de mucha experiencia, de distintos países (México, Colombia, Brasil, España, Perú y Bolivia, la mayoría) y comunidades (Esclavas del Sagrado Corazón, Jesús María, Hijas de Jesús, Hospitalarias, Misioneras de Cristo Jesús, Hermanas de Santa Isabel, Santa María Postel, Hijas de la Caridad, Misioneras Cruzadas, Sagrado Corazón de Jesús de Betharram, Maristas, CVX, jesuitas y otros).

La actividad del CLAEVI ha sido retomada el 8 de febrero de 2021 y se espera relanzar la invitación para nuevas jornadas de ejercicios para este año. El talante del conjunto de los acompañantes es de agradecimiento, pues si bien el trabajo es bastante, contactar y acompañar a cada ejercitante, la experiencia de presenciar el actuar de Dios en cada persona compensa todos los esfuerzos.

Video de Referencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: