Comunicado de la Conferencia Episcopal Boliviana en defensa de la Naturaleza

Prensa CEB 24.04.23 Este lunes, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) reunida en la CXII Asamblea Plenaria, después de haber escuchado al Parlamento de Naciones y Pueblos Indígenas de la Amazonia, Oriente y Chaco Boliviano, emitieron un comunicado en defensa de la Naturaleza. La lectura del documento estuvo a cargo de Mons. Giovani Arana, Secretario General de la CEB y acompañó la Directiva, conformado por Mons. Aurelio Pesoa Ribera OFM, Presidente y Mons. Ricardo Centellas, Vicepresidente.

EN DEFENSA DE LA NATURALEZA

«Yo soy el Dios de tus padres…He escuchado sus gritos de dolor.

Sí, Yo conozco muy bien sus sufrimientos» (Ex 3, 6-7).

La Iglesia Pueblo de Dios está inmersa en un proceso de escucha, y en especial de aquellos hermanos nuestros que están en la periferia, que tienen voz propia pero no son escuchados.

La Iglesia Católica de Bolivia desde la escucha aprende para ayudar a los más necesitados. Al igual que nuestro Padre que está atento a los gritos de dolor provocados por la injusticia que clama al cielo, porque son dolores que se pueden evitar, siendo justos y privilegiando al más necesitado.

Por ello la Conferencia Episcopal Boliviana reunida en la CXII Asamblea en abril de 2023, ha acogido y escuchado al PARLAMENTO DE NACIONES Y PUEBLOS INDÍGENAS DE LA AMAZONIA, ORIENTE Y CHACO DE BOLIVIA.

Hemos escuchado el maltrato a su dignidad indígena por haber defendido a sus hermanos y a su territorio, los constantes avasallamientos culturales y territoriales, la deforestación de sus bosques, la contaminación de sus aguas, ocasionando un impacto medioambiental sin precedentes y de grandes consecuencias.

Nuestros hermanos indígenas poseen su riqueza natural que la comparten con toda la humanidad. El cuidar nuestro territorio, la selva, la Amazonía tiene que convertirse en un compromiso de todos.

Por eso, estamos llamados a respetar su manera de vivir y su territorio, dejándolos que vivan en paz y en armonía con la creación, respetándolos en sus derechos amparados en la Constitución Política del Estado Boliviano. Todos somos los custodios de la Creación, pero Dios les encargó a ellos su cuidado.

Sembremos solidaridad, diálogo y respeto, sembremos cercanía respetuosa entre todos los bolivianos. Pedimos que las autoridades llamadas por ley escuchen su clamor, cuiden y protejan a estos hermanos nuestros que habitan la Amazonía y el Chaco.

Que Dios nos bendiga y nos permita seguir avanzando en escucha como Iglesia y como sociedad, y que la Virgen María nuestra Madre abra los corazones de todos los bolivianos para que nos escuchemos con respeto y honestidad.

Cochabamba, 24 de abril de 2023.