Declaren una guerra abierta a los vicios que impiden que la semilla de Dios arraigue en sus almas.

En el Ángelus del domingo Francisco pidió a los cristianos que declaren una guerra abierta a los vicios que impiden que la semilla de Dios arraigue en sus almas.

«Las zarzas son los vicios que pelean con Dios, que sofocan su presencia. Hay que arrancarlos. Si no, la Palabra no traerá fruto, la semilla no crecerá”.

 

 

«>Al terminar la oración saludó a los venezolanos presentes en la plaza. A lo largo de las últimas semanas recordó la dramática situación del país.

Aunque no lo mencionó, se estaba celebrando una consulta simbólica de la oposición venezolana para frenar la reforma constitucional.

«Dirijo un saludo especial a la comunidad católica venezolana, renovando la oración por vuestro amado país”.

El rezo del Ángelus es la única aparición pública semanal del Papa en el mes de julio. En agosto retomará su agenda normal, incluyendo la otra gran cita con los peregrinos, las catequesis de los miércoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: