Diáconos permanentes vivieron retiro espiritual en CADECA

Los diáconos permanentes de nuestra Iglesia en Cochabamba, vivieron el retiro espiritual anual, en los ambientes de la Casa del Catequista CADECA del municipio de Quillacollo.

Del domingo 8 enero hasta martes 11 de enero, 18 diáconos permanentes participaron del retiro espiritual, que este año fue predicado por el Pbro. Juan Carlos Molina, quien en cada una de las charlas situó la misión de los diáconos en el contexto actual, con la necesidad de estar en cercanía con la feligresía de la iglesia Católica.

Fue después de tres años que se realizó este encuentro, la pandemia reprogramó varias actividades de la iglesia entre ellas el retiro espiritual anual de los diáconos permanentes de la Arquidiócesis de Cochabamba.

 Este año se buscó, con este encuentro espiritual, revitalizar la identidad del diácono permanente, teniendo como modelo a Jesús Siervo, ante los desafíos de nuestra Iglesia en la sociedad de hoy, creando mayores lazos de comunión y compartiendo experiencias.

Fue una experiencia positiva, donde se compartió las vivencias, revisando la historia del camino del Diacono en sus comunidades parroquiales.

Fueron varios momentos de reflexión en los que los diáconos pudieron tener un encuentro profundo con Dios y también poder encontrarse con sus hermanos de ministerio, que fue sellado con una celebración Eucarística.

En la celebración eucarística de clausura del retiro espiritual, presidida por Monseñor Juan Gómez obispo auxiliar de Cochabamba, alentó a seguir adelante con la mirada puesta en el “Caminar Juntos, del Sínodo Arquidiocesano”, no estamos solos caminamos juntos como Iglesia, en la familia y las comunidades parroquiales, siempre guiados por la mano de Jesús, quien nos muestra el camino.