«Dios nos hace comunidad, somos frágiles, todos necesitamos de todos» Mons. Oscar Aparicio

Domingo XX del Tiempo Ordinario, Mons. Oscar Aparicio en su homilía dominical llamó a seguir los pasos de Jesús que no enseña a abrirnos a los demás, más allá de sus diferencias, pues todos necesitamos de todos; y es el mismo Señor que nos hace comunidad.

Estamos llamados nuevamente en este tiempo a escuchar la Palabra de Dios. El señor en las sagradas escrituras de cada domingo se hace presente con amor, misericordia, perdón, reconciliación, la serenidad y la paz.  Mons. Oscar Aparicio resalto en la celebración “Sí nosotros nos apoyamos en el Señor, es el Señor que siempre nos escucha, que nos acoge. Hoy vuelve a decir, la misma proclamación de esta gran realidad. Un Dios que no nos abandona, un Dios que tiene compasión con nosotros, que se apiada, un Dios que abre las puertas de su corazón a todos. Es un Dios amante de la humanidad. Te ama a ti, me ama a mí, ha puesto a nuestro servicio tantísimas situaciones para que podamos crecer, realizarnos en el amor, en la fraternidad”.

En la lectura se hace presente la alianza del Señor con su pueblo. Mostrando el retorno del pueblo de Israel del exilio, siendo la promesa de Dios para la salvación. Nuevamente se hace presente el apóstol Pablo manifestando el amor incondicional de Dios ante su pueblo.  Reflejado en la misericordia de Dios ante un pueblo sometido en la desobediencia, la realidad humana.

Ahora en nuestro país, en nuestro departamento nos encontramos con en situaciones de pecado, de fragilidad ante las adversidades presentes en nuestra sociedad ya sean políticos, de salud, ante nuestras necesidades que nos llevado a la confrontación, a la muerte.  Llegando a no reconocer a nuestros hermanos necesitados y estar ensimismados, generando así violencia y acrecentando la mezquindad. “Es aquí donde el señor insufla nuestros corazones para que otra vez podamos tener esta misma forma que Él. Reconociendo que todos somos iguales frente a Dios, todos estamos llamados a la salvación. Porque Dios tiene misericordia de todos y cada uno de nosotros”; nos hace presente nuestro Pastor. 

También nos llama a reconocer los actos buenos de esta semana. Los actos buenos en los que se hace presente la clemencia de Dios y como sus hijos nos hemos acogido a su gran misericordia. Es así que nuestro pastor nuevamente nos hace sentir el llamado a reconocernos hermanos y a través del dialogo, construyendo, avancemos hacia el Señor, teniendo atención en los más pobres, los más necesitados.

“Hermanos míos yo creo que la propuesta de la Palabra de Dios, hoy es también a construir reino de Dios a través del diálogo, a través de la fraternidad, a través de extender puentes y lazos, a través de poder entendernos entre nosotros, a usar misericordia de uno de nosotros. A saber, que todos somos necesitados de todos. Nuestra fragilidad es tan grande que lo mejor, la mejor acción, es vivir en este mundo aferrados los unos a los otros. Sabiendo que Dios nos hace una comunidad, sabiendo que Dios nos está llamando a todos, nos hace un pueblo. Que sepamos nosotros entonces responder a esta forma de ser de Dios y a este llamado que Dios nos hace”.

En la Eucaristía también se recordó el aniversario de 56 años del colegio Ítalo boliviano y la celebración aniversario de la promoción 77 del Colegio Don Bosco. Así pues, Mons. Aparicio resalta “La educación, la formación siempre continúa tanto en este campo, educativo académico, como en todos los otros”.

También se hizo presente que en Cochabamba nos encontramos celebrando a la mamita de Urcupiña, a pesar de la pandemia estamos unidos con nuestra Madre, que nos acompaña, que nos cuida.

“Que de verdad podamos tener este corazón del Señor, pidámoselo, que nos conceda también a nosotros el que juntos podamos construir, juntos podamos formar, juntos unidos en la fe podamos atender a los enfermos, juntos unidos en la fe podamos atender a los más necesitados, atender sus necesidades más básicas. Somos una familia, que el Señor nos ayude, que el Señor nos conceda entonces está misericordia y nosotros le agradecemos profundamente porque él también nos salva a todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe To Our Newsletter

[mc4wp_form id="69"]
A %d blogueros les gusta esto: