Educación de valores en familias y centros educativos para evitar violencia y ataques contra la vida

Ante el incremento de violencia en el país traducido en distintos casos de  feminicidios e infanticidios, la Iglesia recordó el comunicado de los Obispos de Bolivia: “En defensa de la vida, contra toda forma de violencia”, del pasado 26 de octubre, en la que una vez más se pidió defender la vida. El secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana, Padre Diego Plá, pidió a la población tomar conciencia de la raíz del problema y trabajar en propuestas concretas de prevención de toda forma de violencia en las familias bolivianas.

Padre Diego se refirió al caso de la niña de 11 años embarazada producto de un hecho de violación, y el ataque suscitado a distintos templos y a la Conferencia Episcopal de Bolivia tras su posición de defensa de la vida: “No nos podemos olvidar que hay una vida inocente, frágil y no hay quien les defienda, la Iglesia salió y dijo que hay que respetar y proteger el derecho a la vida y salud de la niña; y hemos visto como en el país, la Iglesia ha sufrido ataques, no hemos atacado a nadie, simplemente dijimos que hay que respetar las dos vidas, de la madre y del bebé”. “No solo en este caso, creo que se nos ha malinterpretado, y parcializado, se nos ha atacado a la CEB en tres ocasiones, se han entrado a las Iglesias de Santa Cruz y La Paz; entonces algo que me parece curioso, es que para pedir respeto hay que demostrarlo antes, y para pedir no violencia hay que mostrar no violencia”.

Por otro lado manifestó que la Iglesia trabaja, ya hace tiempo, en concientizar en la “no violencia contra la mujer” en distintas jurisdicciones desde la obra social de la Iglesia, y pidió ir a la raíz del problema buscando mecanismos de prevención más efectivos: “Se trabaja el empoderamiento de la mujer, el papel de la mujer en la Iglesia, hoy son varios feminicidios en el país; no podemos cada año llegar a superar los cien asesinatos de las mujeres y que todo siga igual; entonces, pedir esta reforma de esta ley (348) y tratar de erradicar. Que importante es la educación en valores en las familias y colegios instando a la no violencia, no ir a la consecuencia, no ir a matar al bebé, no es arreglo en la sociedad, hay que ver porque hay violaciones y violencia, ir a la raíz del problema, trabajar con nuestros centros educativos, educar para evitar la violencia, sanciones a violadores, creo que son planteamientos más serios, que entrar en la Iglesia e interrumpir el derecho al culto, tenemos que ser más responsables”, apuntó.

Finalmente el sacerdote reiteró que la posición de la Iglesia siempre será cuidar y proteger la vida: “Al final creo que todo el pueblo boliviano toma conciencia, al final Dios nos pedirá cuentas de nuestros actos”.  

A %d blogueros les gusta esto: