Mié. Jul 15th, 2020

«Es un grave pecado sacar beneficio del sufrimiento de los demás» Mons. Oscar

Retomando del tiempo Ordinario, después de celebrar la Solemnidad del Corpus Christi, las Sagradas Escrituras nos muestran a Jesús que está con quien sufre y necesita. Él mismo nos llama y nos da la misión de seguir esa labor de hacer presente el Reino de Dios, buscando el bien común y no el particular, es la reflexión de Mons. Oscar Aparicio.

En su homilía dominical, el Arzobispo, inició los emotivos momentos vividos durante la procesión con el Santísimo Sacramento, el jueves de Corpus Christi, donde el Señor salió al encuentro de su pueblo que vive esta pandemia del COVID-19, con aquellos que se encuentran en sus hogares cuidándose, con los trabajadores de salud y los mismos enfermos. Destacó que, como lo hizo en aquel tiempo, hoy también tuvo compasión de su pueblo.

También señaló que es el Señor que nos sigue recordando que la mies es mucha y los trabajadores pocos. Nos sigue llamando a llevar la solidaridad hacer instrumentos suyos y llevar su palabra y acciones de bien para los demás en especial para quien sufre.

Destacó que en el sufrimiento que conlleva esta crisis, existe un pecado gravísimo, que es el hecho de aprovecharse para intereses particulares, de poder, de dinero, de división. Esto es lo que el maligno busca y no es de los discípulos verdaderos del Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe To Our Newsletter

[mc4wp_form id="69"]
A %d blogueros les gusta esto: