Este Domingo de la Divina Misericordia Mons. Aparicio nos invita a ser luz y esperanza para nuestra sociedad

Este Domingo de la Divina Misericordia, Mons. Oscar Aparicio, arzobispo de Cochabamba, nos recordó que esta fiesta fue instaurada San Juan Pablo II, «El 30 de abril del 2000, San Juan Pablo II determinó que cada primer domingo después de Pascua se celebre el “Domingo de la Divina Misericordia”. Es en esta misma fecha que culmina la Octava de Pascua, considerando y teniendo en memoria la gran Resurrección del Señor.

Es fundamental anunciar la victoria de la vida sobre la muerte, es fundamental que a través de nuestra cotidianidad recordemos la Resurrección del Señor, cuya Misericordia se nos entrega a cada uno de los seres humanos.

Seamos luz y esperanza para nuestra sociedad

El mensaje claro de Jesús Resucitado “La Paz sea con ustedes” esta es la paz del Señor cuya presencia serena habita en nuestras familias y corresponde ahora trabajar para instaurar la presencia de Dios en el mundo. Dejemos los rencores y encaminemos la unidad y amistad, expresó Mons. Aparicio.