«Frente al pecado en el mundo, Jesús nos guía para vencer la tentación» Mons. Oscar Aparicio

Primer domingo de Cuaresma, llamado de «tentación», pues el Evangelio refleja a Jesús en el desierto, que fue tentado por satanás. Sobre ello realiza su homilía nuestro Pastor, Mons. Oscar Aparicio, con un llamado a la conversión para que, como el Señor, podamos también vencer las tentaciones y hacer presente su Reino entre nosotros.

Monseñor recordó que se inició el camino cuaresmal, sabiendo que nuestra situación como creaturas es de fragilidad, en el peregrinaje en este mundo; pero estamos llamados a poner la mirada en Dios para así al haber salido de las entrañas de Dios podamos gozar un día de su gloria.

Destacó que debemos reconocer una actitud de conversión, pues muchas veces nos equivocamos. “Tomamos el camino incorrecto. No siempre somos justos” haciendo referencia que el justo es quien camina en los caminos del Señor, según la voluntad de Dios. Por ello recordaba también la necesidad de estar del lado de Dios, defendiendo la vida y la salud.

Refirió que debemos tomar conciencia que somos criaturas de Dios, sabiendo que nuestras debilidades se convertirán en fortaleza. “Creer que somos tan poderosos, que somos dios y lo podemos todo en este mundo, que podemos conseguir la salud o que nuestro dinero puede ser la garantía, o la belleza para siempre. Si sabemos quienes somos no buscaremos pleitesía, y solamente viviremos justamente”.

Haciendo referencia a este domingo de “tentación”, del que narra el Evangelio, expresa que es la tentación a todo ser humano, que, si bien no es el pecado, pero nos hace entrar en ello. Con ello expresa que Jesús es la referencia para vencer cualquier tentación. Jesús que es llevado al desierto por cuarenta días, tiempo de conversión de gracia, vence a Satanás que no es otro que se quiere antepone a Dio, es el adversario. “Aquel que en su camino ha elegido la muerte, la corrupción, la mentir, que se ha equivocado y cree tener la verdad”.

Destacó que las tres tentaciones: de ir en contra los planes de Dios, de creerse dios, solamente nos lleva a la muerte, yendo en contra de nosotros. “Por eso hay tanto conflicto, tanto problema en el país, tantas situaciones sociopolíticas que vivimos, pero de una manera tan errada, llena de soberbia, de insultos, llena de violencia. Por eso, qué bien que hemos cantado el Salmo: guía nuestros pasos Señor por el camino de la Paz”.

Así mismo, remarcó el llamado del Señor, pues el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está presente en medio nuestro, con la presencia del mismo Jesús. “Por eso necesitamos acciones de conversión, por eso necesitamos entrar en oración, penitencia y ayuno, Por eso necesitamos girar nuestros pasos y mirar a nuestros hermanos”.

“Estamos llamados a una renovación, creyendo y profesando nuestra fe, en que Jesús es el Camino la Verdad y la Vida. Que el Señor nos ayude en esta cuaresma, para vencer nuestras tentaciones y nos haga espíritus que buscan la Paz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: