“La democracia exige respeto a los Derechos Humanos” Mensaje de los Obispos de Bolivia

“La democracia exige respeto a los Derechos Humanos”
“Nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído”. Hch 4,20

Los Obispos de Bolivia alzamos nuestra voz para proclamar la verdad: Sólo hay democracia si se respeta la Justicia independiente y no se la somete al interés político del Gobierno de turno. La democracia es el respeto a la verdad. No se puede crear un relato falso de la historia, inventando la verdad y manipulando la conciencia de los bolivianos.

Cuando se actúa en forma arbitraria, violentando la verdad, la democracia se muere y el ejercicio del poder se convierte en imposición, que tarde o temprano perjudicará a toda la sociedad.

La Conferencia Episcopal Boliviana siempre estuvo sirviendo al pueblo boliviano, propiciando encuentros de diálogo y buscando la paz, con soluciones en las que siempre se tuvo en cuenta a todos, más allá de ideas políticas diferentes.

Exhortamos a las autoridades del Poder político a trabajar por el progreso en Bolivia, la justicia, la verdad y la reconciliación entre todos los bolivianos. La política de la revancha y el rencor y una Justicia dependiente del Poder político, no crean confianza en el pueblo y nos perjudicará a todos, tarde o temprano.

La detención y enjuiciamiento de la expresidente de Bolivia, Jeanine Añez, junto a varios de sus ministros, políticos, policías y militares, sin tener en cuenta garantías mínimas constitucionales ni siquiera la presunción de inocencia, confirma la línea de actuación que, lamentablemente hemos visto en el Sistema judicial, que deja impunes a unos y criminaliza a otros, dependiendo del Poder político en cada momento.

Exigimos, en respeto al debido proceso, que forma parte de los Derechos fundamentales reconocidos internacionalmente, la inmediata puesta en libertad de los detenidos.

No podemos callar ante la persecución política que va en aumento, recuerdo de tristes momentos de la historia y no construye confianza, paz y reconciliación entre todos los bolivianos.

No podemos permanecer pasivos, mientras se persigue a ciudadanos que han servido a Bolivia, con sus limitaciones, en difíciles momentos de su historia y buscando caminos de pacificación.

Llamamos a todos a reflexionar y ayudar a nuestro pueblo a mirar al futuro con esperanza en la consecución de un país de reconciliación y paz para todos los bolivianos e invitamos a los poderes del Estado Plurinacional a desistir del control total del poder, de la revancha y la persecución.

Encomendamos este deseo a la Santísima Virgen, en las diferentes advocaciones con las que se la venera en Bolivia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: