Mons. Aparicio “Dios nos concede hacer su voluntad y expresarla a los demás”

El que hace la voluntad de Dios, «El que haga la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre»

Desde la Catedral Metropolitana de san Sebastián, el arzobispo de Cochabamba, Mons. Oscar Aparicio, nos recuerda que la voluntad de Dios es que el ser humano viva, nos concede hacer su voluntad y expresarla a los demás.

Que, si bien el mal tiene un principio y un fundamento que está presente al igual que el bien mismo, es a través del cual Dios obra de forma positiva y se revela en el amor que se refleja en el envío de su Hijo Único.

La voluntad de Dios es que el ser humano viva, cuál es la perspectiva del ser humano, es vivir en el amor de Dios que va más allá de este mundo y nos invita a retornar a su Gloria.

¿Cuál es la voluntad de Dios en tu vida, tu familia, tu sociedad? Cuestionó, Mons. Aparicio quien reiteró que es y siempre será el amor de Dios.

La reflexión dominical de hoy nos invita a descubrir y vivir el amor profundo y la misericordia de Dios, que nos ayude, hoy la lectura del Santo Evangelio nos invita a discernir cuál es mi destino en este mundo.

Afrontemos las adversidades con entusiasmo, para reconciliarnos y perdonarnos, pese a la cruda realidad que nos toca afrontar hoy en día, que sea Dios quien nos conceda hacer su voluntad y expresarla a los demás, concluyó el arzobispo.