Perspectivas y desafíos de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana, a un año del sínodo

A un año del Sínodo de los Obispos sobre la Región Panamazónica bajo el tema Amazonía: Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral. Mons. Eugenio Coter, Obispo del Vicariato de Pando y Presidente de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana (REPAM Bolivia), comparte las perspectivas y desafíos para la Iglesia en el territorio.

Amazonizar Bolivia

Recuerdos del Sínodo

Mons. Coter recuerda varios momentos del Sínodo para la Amazonía, destacando la Eucaristía de Apertura y la mañana en que el Papa Francisco salió de la Basílica de san Pedro junto a los delegados de la Amazonía, rumbo al Aula Sinodal, “La entrada a la sala Paulo VI, para empezar por una parte con obispos ordenados por delante y  por otro al estilo latinoamericano, en procesión todo este conjunto que caminaba al rededor del Papa y con el Papa, siguiendo esta red. Esta duplicidad de mundos que se encontraban para celebrar esta realidad y que viven de manera distinta, en un lugar distinto, pero que tienen esta historia Amazónica común”. 

También destaca la presencia cercana del Papa y los testimonios de los delegados de la Amazonía.

El camino recorrido desde el Sínodo

Desde el Sínodo se cuenta con el Documento final que expone cinco conversiones “como la virtud del cambio del corazón”: La conversión integral, la conversión pastoral, la conversión cultural, la conversión ecológica y la conversión sinodal.

Posteriormente el Papa Francisco entrega la Exhortación Post Sinodal “Querida Amazonía”, en la que “pasa de la actitud a la visión”, “describe la realidad y da indicaciones y pistas de trabajo”.

Asimismo nace la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), en respuesta a la propuesta de los Padres Sinodales de “crear un organismo episcopal que promueva la sinodalidad entre la Iglesia de la región panamazónica, que ayude a delinear el rostro amazónico de la Iglesia y que continúe la tarea de encontrar nuevos caminos para la misión evangelizadora”.  Además integrada por la Comisión Post Sinodal.

Y el camino continúa con diversos encuentros virtuales, conscientes que es necesario seguir trabajando.

Hay un camino que se ha empezado y no hay vuelta atrás

El Obispo considera que se han dado pasos concretos en el contexto eclesial y social, donde la gente se empodera de las dimensiones ecológicas, ambientales y del cuidado de la casa común.

A su vez los medios de comunicación reflejan en sus discursos de promoción publicitaria el tema de la ecología y ambiental como fundamental.

“No se puede vivir sin un lugar concreto, donde estamos pisando tierra, y este lugar concreto se vuelve o el jardinero, o el desierto en el cual decidimos vivir”, señala Mons. Coter y afirma que en la sociedad fuera de lo eclesial, estos valores están ingresando y nacen nuevas iniciativas que muestran el impacto ambiental, la destrucción de la naturaleza y también la belleza de la naturaleza, de manera constante.

A su vez, la pandemia ha creado dinamismos nuevos y ha permitido que estos valores que se han celebrado y exaltado en el Sínodo entren paulatinamente en la realidad, “hay mucho camino que hacer, pero hay un camino que se ha empezado y no hay vuelta atrás”.

Perspectivas y Desafíos de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana

  • Mons. Coter es Presidente de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana desde sus inicios, por este motivo se espera que un nuevo Obispo de la Amazonía boliviana asuma este importante rol.
  • Como parte de las perspectivas se pretende fortalecer la dimensión eclesial amazónica en las jurisdicciones.
  • Se han dado pasos, pero es necesario fortalecer la Red de Comunicación para tener mayor incidencia.
  • Actualización del Mapeo en la región.
  • Se ve el desafío de continuar el trabajo de la Red de Instituciones que aportan y componen la REPAM Bolivia.
  • Continúa siendo un desafío tener una mayor incidencia a nivel del país, para levantar conciencia de las distintas problemáticas como son los incendios, la contaminación, la minería, el uso de transgénicos y otros a los que se enfrenta este territorio amazónico y las personas que lo habitan.
  • Respondiendo a la llamada del Papa Francisco, se ve la necesidad de dar respuesta a la presencia de la Universidad Católica en la Amazonía.
  • El anuncio gozoso del Evangelio.
  • El alcance de la comunicación, como es de sentirse en comunión y presencia, que ninguno pueda sentirse solo y no parte de esta dimensión eclesial que abraza sin importar la distancia, a través de las visitas de catequistas y animadores en el territorio amazónico, las celebraciones de la Palabra y compartir ser Iglesia.
  • A través de los medios de comunicación podamos recoger la voz de los que están en el área rural, el vicariato y los migrantes.
  • Una Iglesia que sea feliz de caminar juntos y juntos vivir la experiencia de la fe, como contemplación de Dios, de la naturaleza y con el compartir de esta dimensión eclesial.

La Encíclica Fratelli Tutti en la Amazonía

El Obispo considera que Fratelli Tutti habla de la realidad boliviana, porque es el desafío de una hermandad que genere actitudes vivas, “desafío vivo presente”, que se ve exacerbada por la política y los intereses de un sector.

Para Mons. Coter, la Encíclica, “es un llamado a salir del caparazón en el que nos encerramos” y agrega que “la comunidad se construye a partir de la solidaridad, de entender que somos Fratelli Tutti”.

Contemplemos la belleza de la Amazonía

Mons. Eugenio Coter, motiva contemplar la belleza de la Amazonía, como esta realidad viva y vital para cada uno y dar gracias a Dios por el extenso territorio lleno de vida y de personas que la cuidan y continuar rezando porque la sigan cuidando.

A su vez alienta a despertar la conciencia de la importancia de la Amazonía que da lluvia y oxigeno incluso a quienes se encuentran lejos de ella.

Mons. Coter anima a que “podamos tener esta mirada del que la cuida, la conserva, la protege y quien al mismo tiempo se da cuenta y agradece el don que significa”.

Finalmente invita a tener esta mirada contemplativa, “empecemos de ahí porque las cosas se ven con el corazón antes que con los ojos y desde Querida Amazonía y Fratelli Tutti, estamos llamados a abrir el corazón a esta visión, lo demás es consecuencia”, asegura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: