«Por amor, deberás entregar la vida por el rebaño que se te encomendará» Mons. Oscar Aparicio

La Iglesia en Cochabamba se llena de gozo por la Ordenación Sacerdotal de Edson Arauz Saavedra, que se realizó la tarde de este jueves 10 de junio, por imposición de manos de Mons. Oscar Aparicio. Nuestro Pastor recordó la misión de los presbíteros, en entrega de amor, dando de sí por el pueblo de Dios que se le encomiende.

Monseñor recordó las Palabras de San Pablo a Timoteo, que fueron proclamadas por la mamá de P. Edson: “Dios es el que llama, es quien convoca, no es por mérito personal”, expresó el Arzobispo, mencionando además que es importante tener la disponibilidad para profundizar lo que uno recibe de parte de la Iglesia, pues es en el fondo un llamado a la fidelidad.

Así mismo destaca que el Sacerdocio Ministerial, en configuración a Jesucristo Único y Eterno Sacerdote, es una misión que se debe cultivar y profundizar en fidelidad suya, pues sino es imposible ser buen pastor.

“Edson me amas, apacienta mis corderos”, refirió Monseñor, a las preguntas del Señor a Pedro, ahora presentes en el nuevo sacerdote. Con ello dijo: “estas llamado a ser buen pastor al estilo de Jesucristo” refiriendo que es la respuesta al llamado de P. Edson, para consagrarse sacerdote para siempre, siendo imagen misma del Señor.

“En realidad todos estamos caminando hacia eso. El eterno sacerdocio va a responder a esta pregunta y a este amor, traducida en el servicio, la entrega, en el ministerio a este rebaño” dijo el Arzobispo, recordando además la figura de su director espiritual quien en respuesta a la pregunta de Cristo es el sentido profundo de su vida y ministerio. “No hay nada mejor a ello en entrega total en servicio al pueblo”.

“Que el Señor te acoja, te ayude, te haga buen pastor donde te toca vivir. Al fina te ha dado tantos instrumentos que no hay que perderlos, una familia de fe, una comunidad de fe, un camino vocacional, hermanos sacerdotes que te acompañan, te quieren. Que lo que hoy inicias sea para siempre según el rito de Melquisedec”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: