Religiosos y religiosas de Bolivia saludan a los Obispos de Bolivia reunidos en CIX Asamblea

IglesiaViva// La Conferencia Boliviana de Religiosas y Religiosos, a través de su Presidente P. Osvaldo Chirveches Pinaya, SJ, saludó a los Obispos de Bolivia reunidos en su CIX Asamblea Plenaria, que inició este jueves 11 de noviembre y se prolongará hasta el 16 de noviembre.

El documento leído para los Obispos da cuenta del caminar de los religiosos y religiosas de Bolivia en tiempo de Pandemia de COVID 19 y en medio de los conflictos que vive el país. A la vez que compromete un trabajo conjunto con la nueva directiva de la Conferencia Episcopal y mantener la presencia religiosa en los espacios de fronteras existenciales y físicas.

Saludo de la Vida Religiosa a la CIX Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Boliviana

Estimados hermanos pastores de nuestra comunidad eclesial en Bolivia:

Reciban un saludo fraterno de parte de las religiosas y religiosos en Bolivia en este tiempo marcado por la pandemia por la Covid 19, la reactivada conflictividad dentro del país y de preparación de la Asamblea Eclesial Latinoamericana y Caribeña, así como del Sínodo sobre la Sinodalidad en la Iglesia.

Estamos en un tiempo que se va transformando en complejo y necesitado de discernimiento y diálogo. En medio del mismo valoramos su palabra clara y honesta sobre la situación global del país y sobre situaciones concretas que nos han preocupado en estas últimas semanas. Nos hemos pronunciado, previa las consultas propias de nuestro modo de proceder, apoyando sus criterios y confirmando la opción cristiana por el respeto a los derechos de todas personas de este país, especialmente de las mujeres y de las niñas y niños nacidos o por nacer, condenando toda forma de violencia y abuso en su contra y comprometiéndonos en su cuidado y protección integral.

Hemos trabajado en el aporte a la Asamblea Eclesial de diversos modos: personal, colectiva, regional y comunitariamente, así como en los grupos parroquiales en que pudimos crear el espacio de escucha. Nos dimos tiempos para participar y aportar en los foros organizados por las Áreas de la CEB, así como en los foros sincrónicos organizados por el CELAM. Lo escuchado y compartido ha sido muy rico para nuestro aporte cono CBR desde dos preguntas, a saber, el trabajo en conjunto y el papel de la mujer en la Iglesia. Ahora continuamos manteniendo el espacio de reflexión creado en torno a la Junta Nacional, las Comisiones y los Equipos Regionales. Esto es una ganancia que ahora nos ayuda a hacer conjuntamente el camino del Sínodo del año próximo, algo que ya hemos iniciado y deseamos hacer de mejor manera todavía.

Participamos del Congreso y en la Asamblea de la CLAR, en su primera parte. Ahora nos preparamos para la próxima continuación en febrero 2022 en la Argentina. Al mismo tiempo hemos valoramos el trabajo y la presencia conjunta en la REPAM. Confiamos contribuir de mejor modo en la CEAMA, Comisiones Episcopales, así como en los Consejos Pastorales Diocesanos, como nos les hicimos conocer en el Área de Comunión Eclesial.

Entramos, como ustedes en un tiempo de discernimiento por las elecciones de las nuevas Directivas Nacionales. Es delicado este ejercicio pues implica escucha, búsqueda y cumplimiento de la voluntad de Dios en nuestras nuevas directivas para los siguientes años. Ya que el contexto nacional es desafiante, las reformas eclesiales internas van en curso y toca acompañarlas, y la pandemia nos ha invitado a recuperar en sentido de cuerpo eclesial y ocuparnos de las criaturas más desvalidas de esta tierra bendita por Dios. Por ello nos sumamos a su oración para que sean tiempos de apertura a la voz de Dios y de generosa disposición al servicio del Pueblo de Dios en Bolivia.

Agradecemos este tiempo de camino conjunto que se puede profundizar para bien del Pueblo de Dios en Bolivia y como signo de nuestro servicio al Reino. Animaremos a la nueva directiva a que esté atenta a sus convocatorias a trabajar conjuntamente y a sostener nuestras presencias en los espacios de frontera existencial y física, allí donde los carismas nos ubican al servicio de la vida siendo Iglesia.

Fraternalmente

P. Osvaldo Chirveches Pinaya, SJ
Presidente CBR
A %d blogueros les gusta esto: