«Sigamos el camino del Señor y dejémonos guiar por su Espíritu» Mons. Oscar a la Comunidad del Seminario

Mons. Oscar junto a algunos miembros de la comunidad del Seminario

Esta fue la invitación de nuestro Pastor, Mons. Oscar Aparicio en la Eucaristía Inaugural de Actividades del Seminario Mayor Nacional San José, que se vivió el pasado 18 de febrero en la Capilla del Seminario San Luis.

Monseñor inició recordando que, en la fragilidad humana, más marcada en la realidad actual, se ha tenido que sobrellevar algunas dificultades, también en la vida del seminario, pero que con el esfuerzo de la comunidad del seminario se retoman actividades, ya en familia. Por ello destacó que el camino cuaresmal no es para ser derrotistas. “No siempre estamos en el camino correcto, nos partamos del camino de Dios”, pero que el Señor nos ayuda y nos salva.

Haciendo referencia a la Palabra de Dios destacó que es necesario elegir a Dios, tomar del camino correcto, reconociendo que somos creaturas, en la libertad que el Señor nos da. “Dichosos ustedes que ponen su confianza en el Señor”, expresó.

Llamó, además, en referencia al Evangelio, a seguir la cruz del Señor y seguirlo plenamente “Perder la vida para ganar la vida no es un juego de palabras, es esta actitud, esta espiritualidad, esta forma de vivir en este mundo; poniendo la confianza en Dios y dejando, que él nos llama. Por eso sean versátiles, maleables también en la formación. Si han discernido que la vida de ustedes es una entrega total y plena a la Iglesia y a lo que son las obras de Dios en este mundo, déjense guiar por el Espíritu”.

También en la Celebración Eucarística se realizó recepción de albas de los seminaristas de segundo año de Filosofía y admisión a los Estudios Teológicos de los seminaristas del primer año de Teología, por ello los animó a entregarse al Señor y ser servidores animados.

Concluyó agradeciendo la disponibilidad de Mons. Juan Gómez, para aceptar ser rector del Seminario “Ha aceptado generosamente”. Expresó además la necesidad de adaptarse a la nueva realidad que marca la pandemia, pero que “seguimos en una gran comunidad, acompañados de hermanos que quieren el bien para ustedes”, dijo el Arzobispo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: