«Solamente Jesús, con su Palabra, nos saca de nuestra oscuridad y egoísmo»

Tercer Domingo del Tiempo Ordinario, instaurado por el Papa Francisco como el Domingo de la Palabra de Dios. Las Sagradas Escrituras nos hablan sobre la luz que ilumina a los que viven en tinieblas, son estos temas destacados por nuestro Arzobispo en su homilía.

Monseñor Oscar expresó que solamente es el Señor Jesucristo, es la luz que nos saca de las tinieblas, luz de las naciones, como cuando se refería al Niño Dios. Esta luz verdadera que nos hace salir de nuestros egoísmos, que nos acompaña e ilumina nuestro camino sacándonos de nuestras a ceguera.

También es un llamado a que nosotros podamos ser luz para los demás, dijo el Arzobispo, con la necesidad de reconocer a Jesús como el dueño de nuestra vida. Así como fueron los discípulos llamados por Jesús, primero lo reconocen, aceptan la buena noticia, que en la Persona de Jesús se hace presente y a partir de ello lo proclaman con gozo; es también un llamado para los bautizados.

Recordó que es una buena noticia que nos da consuelo, que nos anima en la enfermedad y la oscuridad, a asumir los desafíos, es el Señor Jesús entre nosotros. “Nos toca como Iglesia ser anunciadores”, dijo y recordó la referencia que somos como la luna, no podemos dar luz propia si no es con aquel que es la plena luz.

“Nuestra vocación es la Santidad, hacer presente este Reino de Dios en este mundo” dijo Monseñor, entorno a vivir este domingo dedicado a la Palabra de Dios, que no es solamente una voz sino que tiene nombre, Jesucristo el Señor. Recordando las palabras del Papa llamó a las Sagradas Escrituras sean más escuchada, más meditada y tengamos mayo contacto con la Sagradas Escrituras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe To Our Newsletter

[mc4wp_form id="69"]
A %d blogueros les gusta esto: