SOLEMNIDAD VIRGEN DEL CARMEN – 16 DE JULIO

UN POCO DE HISTORIA

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN; no se sabe a ciencia cierta cuándo y por qué empezaron Los Ermitaños del Monte Carmelo a dar culto especialísimo a la Virgen María como madre de Dios. El Carmelo es todo Mariano, se dice en adagio por todos admitido. Se cree, pero no está evidenciado que el primitivo oratorio de los eremitas establecido junto a los fieles fuente de Elías en las laderas de la Santa Montaña estaba consagrado a la Señora, yendo mucho más lejos ciertos escritores de los viejos tiempos aseguran que la madre de Jesús cuando vivía en carne mortal, iba algunas veces o fue alguna vez a visitar a sus hermanos que habitaban el Carmelo imposible no es, porque la distancia entre Nazaret y el Carmelo no es grande, la virgen era joven y sana, buena caminante cómo lo demostró al viajar las montañas de Judea a visitar a su prima Isabel, tampoco se inquietaba por el paso del tiempo que tomaba con mucha calma por eso permaneció con su pariente unos tres meses.

 EL ESCAPULARIO DEL CARMEN: la entrada de los Carmelitas en las Naciones europeas no fue fácil ya lo hemos dicho, tuvieron que superar muchos obstáculos hacia 1.245 fue elegido Prior general en inglés San Simón Stock que consiguió del pontífice Inocencio cuarto confirmara la regla Albertina con algunas necesarias modificaciones.

La Virgen María era el paño de Lágrimas de los Carmelitas cuándo algún grave problema les agobiaba, en una de esas frecuentes tempestades el general San Simón Stock pedía con lágrimas a su patrona que se hiciera sentir con alguna señal del cielo, que Lo sacara adelante, Ella no fue sorda a las súplicas de su hijo.

 Dice la tradición que el 16 de julio de 1251 se apareció la Virgen santísima en Ayslesford Inglaterra, y entregándole el escapulario de la orden le dijo estas palabras:

“Recibe, hijo mío, muy amado, es escapulario de tu Orden, señal de mi confraternidad. Será un privilegio para ti y para todos los Carmelitas. El que muera con el no padecerá el fuego eterno. Es signo de salud, salvación en los peligros alianza de paz y de pacto sempiterno”

El uso piadoso del escapulario Carmelita, ha sido recomendado y enriquecido con indulgencias por muchos Sumos Pontífices, los fieles lo recibieron amorosamente y creen por su eficacia. La fe que le tienen como protección en los peligros plasmada con esos rezos que rezamos como gozos en la novena del Carmen. “Vuestro escapulario Santo escudo están verdadero, que no hay plumón y ahí acero de quien reciba quebranto. Puede, Aunque la lana tanto, que vence al fuego y al hielo”.

Quién lleva devotamente el escapulario se compromete con ella a portarse como buen hijo, seguro de que ella nunca dejará de ser buena madre, ya que ese encargó recibió de Cristo en la cruz, y nos protegerá en vida, nos asistirá en la muerte y obtendrá para nosotros una eternidad feliz.

“la vida protejo, en la muerte asisto, del infierno libro, y del purgatorio salvo”

//COM-ARZOBISPADO

A %d blogueros les gusta esto: