Sáb. Sep 24th, 2022

UNA BASE FUNDAMENTAL PARA ENTRAR EN EL SERVICIO DE DIOS ES LA HUMILDAD

Durante la homilía de este 14 de septiembre, monseñor Oscar Aparicio, arzobispo de Cochabamba, saludó los 212 años del grito libertario, ponderando la presencia de las autoridades del departamento y municipios.

He hizo una llamada profunda y seria para ingresar en la humildad, y así dejarnos conducir por Dios que es la postura más sabia que podemos asumir, pues de Dios viene la vida y la salud.

Humildemente debemos reconocer que somos frágiles, tenemos que reconocer que somos creaturas de Dios, y no caer en la equivocación de que, sin Dios se puede construir una sociedad de bien, dijo.

En la celebración de la efeméride, pero también de la Exaltación de la Santa Cruz, pidió tomar la imagen de Cristo en la Cruz, y que dio su vida por nosotros que hemos pecado, nos hemos alejado de Dios.

“Debemos recordar quien nos da vida, nos salva, es Él, pues la base fundamental y estar al servicio como el ejemplo de Jesús, es la Humildad”

La unidad y la comunión, debe tener como base la reconciliación, para que a pesar de las diferencias debemos encarar los desafíos y no ir por cuenta propia, pues debemos reconocernos como hermanos.

En la reflexión, el Obispo de Cochabamba, recordó que la Iglesia realizo acción en favor de la salud y la educación cuyo aporte se realizó durante años, lamento que algunas ocasiones se pida a la Iglesia relegarse a la sacristía, y ello no debe ser así, dijo a tiempo de lamentar que se intente frenar o poner obstáculos la cual es una actitud herrada y equivocada.

A %d blogueros les gusta esto: