Urge anunciar a Cristo en este mundo, urge que los corazones se conviertan

En este domingo fiesta del Bautismo de Jesús, la Iglesia invoca a no dejar pasar este acontecimiento y que no se a solamente un instante o se constituyan en días fugaces, que más al contrario nos dejen en conversión, con un corazón alegre.

En la homilía dominical, desde la Catedral Metropolitana de san Sebastián Mons. Oscar Aparicio, pidió no dejarse llevar por la coyuntura social que vive el país, que este tiempo de Navidad nos deje un cambio, una mejora y una renovación personal.

“Que nuestra navidad signifique un verdadero cambio, conversión con esperanza y amor que nos dirijan hacia Dios” expreso Mons. Aparicio.

Recordó que, el Bautismo de Jesús en el rio Jordán, nos trae la presencia del Espíritu de Dios junto al anuncio de la Salvación de la vida plena, donde además se hace presente la voz de Dios Padre que los proclama como su Hijo Predilecto y Amado.

El Bautismo es una Misión

Nosotros estamos llamados a trabajar por la conversión para que este mundo sea mucho mejor. El reino de Dios tiene que estar presente en este mundo.

A %d blogueros les gusta esto: