Sáb. Oct 24th, 2020

«Vistámonos para el banquete, con caridad, solidaridad y hermandad» Mons. Oscar

Domingo XXVIII del Tiempo Ordinario, las lecturas nos recuerdan el amor tan grande de Dios por sus hijos que abre la salvación todos, y no solamente a un pueblo elegido. Como nos recordó nuestro Arzobispo, todos estamos llamados a participar de la Gloria de Dios, con la confianza puesta en Él; pero necesitamos estar preparados, revistiéndonos de buenas acciones, buscando el bien común.

En su Palabra, Nuestro Señor, se muestra como un Dios salvación, un Dios de la alianza, de la vida y de la historia. Mons. Aparicio nos dice: “Esta salvación, está alianza no solamente esta destinada al pueblo judío, a su pueblo. Si no a todo el genero humano”.  También, nuestro Pastor destacó el mensaje del apóstol Pablo a su comunidad: “Yo lo puedo todo en aquel que me conforta”.

Nuestro pastor, mencionando el tiempo por el que pasamos, las crisis, los temores y miedos, el sufrimiento, la enfermedad y la muerte, las adversidades y los buenos momentos de nuestras vidas, nos invita a tener el pensamiento del apóstol Pablo. Mons. Aparicio nos dice: “Que sea una actitud, incluso orante, sabiendo que nos toca vivir todo tipo de situaciones, pero, apoyándonos en Él podemos siempre y constantemente repetir: Yo lo puedo todo en aquel que me conforta”.

Monseñor destaca la propuesta de Jesús en su parábola: “Nos toma como al hijo predilecto y quiere lo mejor para ti, para mí. Es un Dios de amor, que nos llama a la gloria, es un Dios que nos llama a la felicidad, a participar de su vida trinitaria, un Dios que da sentido profundo a nuestra vida y quiere que vivamos eternamente en este amor, en esta comunión”. Como seres humanos ante esta propuesta somos abiertos a decir si aceptamos este llamado y Nuestro Señor no se cierra a ninguno de nosotros. Él se hace presente en nuestras vidas día a día y lo único que nos pide es revestirnos del espíritu para poder vivir en sus enseñanzas, ya que son fundamentales para aceptar su alianza y este llamado a su banquete.

Nuestro Pastor nos invita a acoger la Palabra: “Acoger este desafío, este llamado de atención. Que si es cierto que sí nosotros estamos dispuestos a aceptar esta alianza departe de Dios y estamos agradecidos por el banquete es fundamental también, revestirnos de este traje que nos permita entrar al banquete y tenemos miles de posibilidades, sobre todo hoy comenzando en casa, que a veces es lo más difícil”.

Concluyendo su homilía animó a vivir con conciencia, por el bien del país, el proceso electoral de este próximo 18 de octubre. Además dio lectura del Comunicado: «ACTO DEMOCRÁTICO EN PAZ, RESPETO, LIBERTAD Y BIEN COMÚN«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: